Inicio Paisajes naturales Un Sendero por el monte Buciero

Un Sendero por el monte Buciero

35
6

Un Sendero por el monte Buciero

Organizamos una nueva excursión de Cantabria Inusual; La meteorología nos permite realizar el sendero por el Buciero el primer fin de semana de Octubre .

Aunque todos lo conocemos, pocos somos los que lo hemos recorrido en alguna ocasión, y os aseguramos que merece la pena.

Son varias las rutas posibles, y nosotros elegimos la que circunvala completamente el Monte Buciero.

La distancia total son unos 12 Kms de baja dificultad, salvo la bajada al espectacular Faro del Caballo, nada más y nada menos que 700 escalones. Bajarlos es sencillo, pero volverlos a subir tiene su aquel.

El suelo está un poco húmedo, pues esta semana ha lloviznado algún día, pero podemos hacer la ruta sin dificultades.

Antes de programar esta ruta, os recomendamos que os aseguréis de que el suelo está en buenas condiciones. Procurad no hacerla un día de lluvia, o después de varios días de lluvia intensa. 

Sendero por el Buciero

Nos ponemos calzado deportivo y ropa cómoda, y nos lanzamos a hacer una ruta  que aúna la belleza de sus bosques, la espectacularidad de los acantilados y la riqueza patrimonial, sobre todo de época napoleónica.

El Sendero por el Buciero es practicamente para todos los públicos. Su única dificultad estriba en la bajada y subida de los 700 escalones del Faro del Caballo….. Por supuesto este tramo es optativo, pero el esfuerzo bien merece la pena.

El tiempo en movimiento se calcula en 4 horas, pero nosotros fuimos de picnic, así que tardamos….. lo que nos apeteció.

Además de su riqueza ambiental, con bosque de encina y laurel, y sus impresionantes acantilados; desde el punto de vista patrimonial son muy importantes sus dos faros decimonónicos: Faro del Caballo y Faro del Pescador; los Fuertes de San Martin, desde el cual partirá nuestro recorrido, y el de San Carlos, y varias baterías.

Son varias las rutas que se pueden hacer: nosotros optamos por la que circunvala todo el monte. Como hay algunos cruces y desvíos, si queréis hacer lo mismo que hicimos nosotros, os dejamos las explicaciones necesarias para que no os despistéis. También os daremos alguna pequeña explicación de los hitos por los que vamos pasando,

La senda comienza al final del paseo marítimo de Santoña, junto al Fuerte de San Martín.

Fue edificado sobre un antiguo castillo de tiempos de Felipe II.

No se sabe la fecha de fundación del fuerte, aunque se le cita ya en 1639. Sufrió diversas modificaciones y reconstrucciones, como las documentadas en 1794 (por el ejercito francés) y en 1870.

Por encima de este, está la batería construida como complemento al Fuerte, alrededor de 1859. Se conservan alguno de los 16 emplazamientos para cañones y morteros

Se toma el ramal de la derecha, y, un poco más adelante, se gira a la izquierda. Veremos junto a la carretera las Baterías Alta y Baja de Galbanes, la segunda es Bien de Interés Cultural

Defendía la entrada a la bahía y el fondeadero, levantado en 1811/12 por tropas napoleónicas.

Pasamos varias canteras semiabandonadas, y comienza una pista pedregosa de subida. Enseguida se divisa el Fuerte de San Carlos

Construido en 1668 sobre un castillo de época de Felipe II. Llamado así en honor a Carlos II. Fue utilizado hasta finales del siglo XIX y se adapta a las necesidades topográficas del terreno.

Seguimos la ascensión, y el camino nos lleva hasta una baranda de madera y, justo de frente, se alza imponente la Peña del Fraile.

Tiene cavidades prehistóricas en su interior. Las leyendas locales cuentan que una fuerte salva de todas las baterías a la vez hicieron que la “cabeza” del Fraile se desprendiera del resto.

Más adelante nos encontramos la Casa de la Leña. Es una fortificación militar donde existía una guarnición de soldados. Hoy en día es de propiedad privada

Unos metros después, hay una boca de vegetación que se adentra en el bosque, en dirección a la antigua mina, que pasaremos de largo. Seguimos el camino principal, se atraviesa una zona de farallones rocosos y grandes cortados en la roca, hasta llegar a una encrucijada.

Se gira a la derecha para visitar el Faro del Caballo y la Batería de San Felipe. El acceso a la segunda requiere un segundo requiebro a la derecha.

Desde la Batería se obtiene una fabulosa vista del acantilado, y, a su pie, esta el  Faro del Caballo.  Tiene unos 700 escalones, 800 si se desciende hasta el mar. Fue construido por reclusos del Penal.

Algunos nos aventuramos a bajarlos, lo malo es que hay que volver a subirlos…. pero realmente merece la pena el espectáculo que disfrutamos. Estamos en Octubre, y aún hay gente bañándose en el último tramo de escaleras que llega hasta el agua.

Si finalmente os decidís a bajar, medid bien vuestras fuerzas, y reflexionad sobre si realmente tenéis suficiente fondo físico como para hacerlo. Sabemos que en más de una ocasión ha tenido que acudir un helicóptero a evacuar a alguna persona que nunca debería haber bajado. Realmente si lo hacéis despacio, no deberíais tener ningún problema., pero en cualquier caso, tomad una decisión responsable.

De vuelta a la encrucijada, se tuerce a la derecha para no perder así el camino principal. Durante los dos kilómetros siguientes, caminamos entre bosques de encinas, madroños y laureles.

En el siguiente cruce debe tomarse el ascendente de la izquierda, y, más adelante, bajar  por el camino de la derecha, que da paso a una pequeña zona de curvas de fuerte pendiente. Aquí tuvimos que ser especialmente cuidadosos.

Un poco más adelante, el camino se ensancha y se hace recto, hasta llegar  hasta el Faro del Pescador.

Este faro entró en funcionamiento en el año 1864, empleando una lámpara de aceite de oliva; hubo de ser reconstruido y modernizado tras sufrir graves daños causados por un ciclón en 1915.

Seguimos la carretera que nace en el camino, para enseguida divisar la Playa de Berria y el Penal del Dueso.

El penal del Dueso es un antiguo Fuerte Imperial de tiempos napoleónicos.

En las cercanías está la Batería del Águila , (tomando en el entorno de la Punta del Águila un pequeño sendero a la derecha de la carretera).

Se conservan todavía dos plataformas para artillería y dos estancias para alojamiento y almacén de municiones.

Llegamos  al contorno del Penal del Dueso, y un desvío permite visitar la napoleónica Batería de la Cueva, sobre la playa de Berria.

Volvemos al camino principal y bordeamos el Dueso por la izquierda,  llegamos a la parte alta del Barrio del Dueso, y y cogemos un camino a la derecha del antiguo Polvorín.

Llegamos al Fuerte del Mazo, otro edificio napoleónico de la guerra de la Independencia, y el Polvorín del Helechal.

Se continúa por la carretera rodeada de encinas y disfrutando de excelentes vistas panorámicas de Santoña y sus marismas en puntos como el Mirador de Casablanca.

2 kilómetros más allá del Fuerte del Mazo, volvemos a llegar al Fuerte de San Martín, donde terminamos con nuestra Ruta por Monte Buciero

[maplist locationstoshow=”4907″ geoenabled=”true” initialsorttype=”distance” selectedzoomlevel=”10″ simplesearch=”true” clustermarkers=”true” locationsperpage=”3″]

Merienda Cena en la Taberna de Berto  

Después de la caminata que nos ha llevado todo el día, nos hemos ganado una merienda-cena en un local de los de toda la vida en Santoña: la Taberna de Berto.

Aunque la Taberna de Berto cierra los domingos por la tarde, tiene la amabilidad de abrir sólo para atendernos a nosotros. Esto es reflejo del lugar especial del que se trata.

Ahora la dirige la segunda generación de “Bertos” y ha cambiado de ubicación. Quizá ha perdido algo de su encanto, pero se sigue comiendo igual de bien!

 
Si te ha gustado está entrada de nuestra página, ayúdanos a compartirla y dale al botón de abajo o al del costado para publicarla en tu perfil. Así otros podrán disfrutar de ella. Gracias La sección para comentar está al final de la página. Es muy sencillo, no te pedimos que te registres y te agradecemos cualquier comentario.

6 Comentarios

  1. Hola! Interesante ruta, siempre me ha llamado mucho la atención el peñón del Monte Buciero, desconocía que encerraba todas estas historias. Tendremos que explorarlo un día con calma. Por cierto, gracias por enlazar nuestro artículo sobre la Taberna de Berto ;). Saludos!

    • Gracias por tu comentario. La Ruta por Monte Buciero es espectacular. Te invitamos a que descubras otras visitas inusuales en nuestra web. Estamos todavía poniéndola en pie, pero sin duda encontrarás informaciones interesantes, tanto en el ámbito cultural y paisajístico, como en el gastronómico. Un saludo!

  2. La ventaja de esta ruta es que se adapta a todos los niveles. Permite dar un paseo sin mucho esfuerzo y si quieres mas caña ¡anímate a bajar hasta el Faro del Caballo!, merece la pena hacer el esfuerzo.
    Si tienes oportunidad de hacer la ruta entre semana…¡mejor que mejor! Los fines de semana está muy concurrida.

    • Gracias por tu comentario Raquel. Así es, hay quien no hace esta ruta por miedo a no ser capaz, y simplemente se trata de adaptar la actividad a las capacidades de cada uno. Y cualquier excursión es mejor cuando se realiza en momentos de “baja densidad” de visitantes. Lástima que no siempre podamos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here