Inicio Cuevas Ruta Subterránea por las Minas de Udías

Ruta Subterránea por las Minas de Udías

59
2

Ruta Subterránea por las Minas de Udías

En noviembre el tiempo es ya muy variable, y además con el cambio de hora, anochece muy pronto. Por ello en Cantabria Inusual  elegimos actividades en las que el probable mal tiempo no influya, así que optamos por hacer una ruta subterránea en la Cuevamina de la Buenita, en Udías.

Para abordar esta “misión” , nos disfrazamos de esta manera que nos veis: parecemos teletubbies, o minions vestidos de blanco. Tan sólo vernos así antes de entrar en las minas de Udías, ¡ya nos da la risa!

La ruta dura unas 4 horas, y se realiza bastante esfuerzo físico, además de perder líquidos, es muy importante que llevéis agua y algún alimento energético: chocolate, frutos secos, galletas…. no vaya a ser que os de una pájara.

En este caso no podemos decir que sea una actividad para todos los públicos: abstenerse los que sufran de claustrofobia y los que no tengan una mínima forma física.

Para muchos de nosotros, esta ha sido la mejor y más inusual actividad que hemos hecho hasta la fecha en nuestra andadura en Cantabria Inusual

Bajo ningún concepto intentéis acceder a la mina por vuestra cuenta sin contar con un guía que la conozca bien; además de ser necesario un permiso de acceso, que la empresa con la vayáis se encarga de obtener. La mina es un laberinto de más de 100 kms. Es muy fácil desorientarse y perderse. El desconocer las técnicas correctas de espeleología,  y el comportamiento de una mina abandonada,  puede desembocar en tragedia  

Historia de las Minas de Udias

Las minas de Udías, eran conocidas posiblemente desde época romana, pues se han encontrado herramientas y monedas de ese periodo.  En época moderna comenzaron a explotarse hacia 1855 por la Compagnie des Mines et Fonderies de la Province de Santander, y después por la Real Compañía Asturiana, siendo la mayor explotación minera de zinc y plomo de Cantabria. Fueron finalmente cerradas en 1932.

Galería Minas de Udías

Desde entonces sus gigantescos y complejos laberintos de galerías se han mantenido en el más absoluto silencio y la más densa oscuridad, hasta que llegamos nosotros armando un lío tremendo. Hemos tenido el privilegio de verlas tal y como la dejaron sus trabajadores en 1932.

En el exterior hay un pequeño núcleo urbano denominado “Las casas de la mina”, donde se establecieron las viviendas del ingeniero, obreros, oficinas, cocheras, hornos, hospital, economato, bolera, talleres…

Galería de las Minas de Udías

Existió un proyecto, hoy abandonado, para construir en Udías un parque de ocio y aventuras de carácter geominero. Hoy en día nos alegramos de que este proyecto no haya llegado a buen puerto, pues estamos seguros de que hubiera significado la destrucción de parte del patrimonio subterráneo para facilitar el acceso al gran público.

Ruta exterior por las Minas de Udias

La zona de las Minas de Udias nos ofrece varias opciones para visitarla, tanto bajo tierra como por el exterior.

La más habitual, si el tiempo acompaña, es un paseo por este entorno tan particular, de muy baja dificultad por tener muy poco desnivel. Se trata de la vía que recorrían las vagonetas desde el Pozo Montero  hasta el cargadero junto a las casa de la mina. Se atraviesan los túneles por los que pasaban las vagonetas, trincheras excavadas en la roca y también túneles vegetales. El entorno es precioso, y mi socio y yo lo hemos recorrido en numerosas ocasiones.

Hay varias opciones de ruta exterior en función del tiempo que se desee caminar. Pinchando en este link os dejamos una de las rutas más habituales. Si queremos hacer una ruta más corta, caminaremos sólo hasta el Pozo Montero y volveremos por el mismo lugar

Sobreviven algunos edificios, ahora convertidos en viviendas particulares, y la magnífica bodega-horno de La Gándara, hoy totalmente rehabilitada y convertida en restaurante y posada rural.

Ruta subterránea en la Cuevamina de la Buenita, Udias 

La visita que hacemos de las galerías no es espeleología propiamente dicha, pero lo podemos denominar como un “paseo espeleológico”. Suena más fácil, pero de verdad que tiene su dificultad, tanto física como mental.

Dentro de la cuevamina de la Buenita, la temperatura constante es de 12º- 14º C y hay mucha humedad.

Os recomendamos que llevéis katiuskas mejor que botas de montaña, de las de ganadero; será mucho más fácil limpiarlas del barro. También os debéis poner ropa vieja que no os importe manchar, una camiseta y un forrro polar. Sobre ello no está de más un buzo de trabajo. También sirve un buzo desechable. Los encontrareis en los almacenes de suministros industriales. ¡Llevad ropa de repuesto!

Os dejamos este link de la empresa con la que nosotros hemos hecho la excursión, AM CantabriaEllos facilitan  todo el material necesario, además del seguro de accidentes y permiso de entrada. Muy recomendables

Nos dividen en tres “cuadrillas” para agilizar la visita: los más tranquilos, los moderados, y… ¡los dispuestos a todo!

No sólo visitamos las galerías de la mina; algunos nos atrevemos a arrastrar nuestras panzas y espaldas cual reptiles (literalmente),  atravesando estrechísimas diaclasas para llegar a “soplaos” y ríos subterráneos.

 

Una diaclasa en una fractura de las rocas en la que estas se desplazan mínimamente, dejando una estrecha hendidura.  

 La parte que más nos sorprendió, llega tras una cuesta de barro y reptar bajo el techo en una pequeña gatera. Accedemos a una preciosa sala de excéntricas, y un suelo repleto de estalagmitas y restos de las estalactitas del techo. ¡ El lugar parece mágico!.

En este sala tened mucho cuidado con una dolina, de bordes muy inestables, y cuyo fondo nadie sabe muy bien cuanto mide. Si no queréis ser vosotros quien lo descubra, estad muy atentos.

 

 
Si te ha gustado está entrada de nuestra página, ayúdanos a compartirla y dale al botón de abajo o al del costado para publicarla en tu perfil. Así otros podrán disfrutar de ella. Gracias La sección para comentar está al final de la página. Es muy sencillo, no te pedimos que te registres y te agradecemos cualquier comentario.

2 Comentarios

  1. Ésta si que fue una excursión increíble!!! Muy difícil explicar las bellezas subterráneas que disfrutamos. Más que recomendable!!!!

    • Mónica, disfrutamos como enanitos de Blancanieves, que también eran mineros! Lo que no tenemos muy claro es si se podrá seguir disfrutando de esta Cuevamina. Las noticias que nos han llegado apuntan a que toda los derechos de explotación minera de zinc han sido comprados por varias empresas, y que en el momento que se reinicie la explotación, el acceso será prohibido. Hemos sido unos privilegiados, y recomendamos que aquellos que tengan mucho interés en visitarla, lo intenten hacer lo antes posible

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here