Home Gastronomía Cata de quesos solidaria
Cata de quesos solidaria

Cata de quesos solidaria

0
1

Decidimos dar un vuelco a nuestras tradicionales excursiones y organizar algo más pausado, en Santander ciudad; una cata de quesos de Cantabria.

Mucha gente que acude a nuestras reuniones, nos había pedido que hiciéramos un evento así, sin salir de la ciudad, a ser posible por la noche, y nos pusimos manos a la obra.

Como nunca habíamos organizado una cata, decidimos jugar en casa y ser un pelín conservadores. Nada de filigranas ni de rizar el rizo… una cata tradicional, desenfadada y sencilla.

Elegimos como tema los quesos de Cantabria. Una de las excursiones que mejor acogida ha tenido, ha sido la visita que hicimos a la quesería Quesoba, en el pueblo cántabro de Sangas. De hecho es muy probable que la repitamos esta primavera. Dada la buena relación que tenemos con los dueños de la quesería, decidimos articular la cata en torno a uno de sus quesos, dejándonos asesorar por El Mule Carajonero, buen amigo y uno de los mejores blogeros gastronómicos de Cantabria, para elegir los que le iban a acompañar.

Nos aconsejó otros tres quesos, todos de premio, como Quesoba, que no iban a decepcionar a ninguno de los asistentes.

Una cata “in crescendo”, como tiene que ser, acompañada por vinos blancos, una sidra y un vino dulce. Al contrario de lo que mucha gente piensa, los quesos maridan mejor con blancos, espumosos o cervezas, ya que los tintos anulan el sabor del queso. Aún así hay algunos queso fuertes, tipo manchego, que van estupendamente con los vinos tintos. De todas maneras soy de los que piensan que cada cual debe de comer lo que quiera con lo que le apetezca. Hay sabores que casan mejor, pero hay gustos para todos los colores, y hay que respetar todas las tonalidades.

El emparejamiento quedó de la siguiente manera;

Queso fresco de Las Garmillas con sidra Somarroza de Cantabria

Queso pasiego de La Jarradilla con vino blanco de Campo de Borja

Queso de pasta prensada de Quesoba con ribeiro de Galicia

Queso Bejes-Tresviso de Casa Campo con tostadillo de Liébana

Éramos 35 amigos, y tuvimos el privilegio de tener con nosotros a los responsables de Quesoba; Álvaro y José María Alonso, y a uno de los propietarios de la quesería Casa Campo. José María presentó los tres primeros quesos y X presentó el suyo. Yo hice de maestro de ceremonias, porque aunque no se mucho de quesos, si se de disfrutar y de echarle morro al asunto para entretener a la parroquia.

Los quesos entusiasmaron. La prueba es que no quedaron ni las raspas. De la sidra, el vino y el tostadillo al menos quedaron los cascos vacíos de las botellas, pero como si los hubieran pasado por un exprimidor.

Nota de cata del queso La Jarradilla
Esta es la nota de cata que nos dio Álvaro, el responsable de La Jarradilla, de su queso Pasiego a la hora de combinarlo con Solo Tiolico, el blanco de Campo de Borja de Bodegas Aragonesas con el que lo acompañamos.

“Podemos confiar en el toque ácido que caracteriza a los quesos Pasiegos, con recuerdos a yogur, leche fermentada o levaduras, para ganarse un sitio de relevancia en el maridaje. El queso tiene una entrada en boca muy marcada por esa acidez, que armonizará muy bien con la persistencia del vino, redondeándola incluso, y una salida más equilibrada, con recuerdos a mantequilla fresca, nata… Ideal para blancos jóvenes y afrutados. Estamos ante un queso muy adherente, que tiende a ocupar toda la cavidad bucal (físicamente), y a su vez alto en solubilidad, luego no ocultará ninguna característica propia del vino, a excepción de la acidez que, personalmente creo que se verá afectada positivamente, eliminando algún “pico” si es que lo hubiese”

Como la cata era el motivo principal, pero no el único, y como no solo de queso vive el hombre, a continuación desplegamos la artillería pesada. Jamón del bueno que nos había facilitado nuestro buen amigo Tomi de la carnicería Antón, tortillas de patatas, patés y un chorizo asturiano  cocido a la sidra que se había currado un servidor en la cocina de mi casa.

Nos faltó algo de espumoso y una copita larga, de las de sobremesa, pero el presupuesto, bastante ajustado, no nos daba para tanto, y además había que dejar libre el local que nos habían prestado para evento, que por cierto era a beneficio de la asociación Nuevo Futuro de Cantabria.

Repetiremos, ya que la gente se fue encantada y nos lo pasamos de maravilla.

Os animo a que os apuntéis a la próxima, os vais a enamorar del queso de Cantabria, de Cantabria Inusual, y de los planes tan divertidos que hacemos.

 
Si te ha gustado está entrada de nuestra página, ayúdanos a compartirla y dale al botón de abajo o al del costado para publicarla en tu perfil. Así otros podrán disfrutar de ella. Gracias La sección para comentar está al final de la página. Es muy sencillo, no te pedimos que te registres y te agradecemos cualquier comentario.

Comment(1)

  1. La verdad es que fue nuestra primera experiencia organizando una actividad de este perfil, y para ser novatos tenemos que reconocer que salió de maravilla! Todo estaba buenísimo, nuestros queseros nos dieron unas explicaciones excepcionales, y además todo fue por una buena causa: ayudar a la organización Nuevo Futuro, que nos prestó el local. Gracias a ellos, a Marta su presidenta y a todos los voluntarios, por la gran labor que hacen

Deja tu comentario en la entrada. Gracias